Naturaleza y salud infantil

Naturaleza y salud infantil

21/11/2022 0 Por NuestraReaccion

Alianza Global para Renaturalizar la Salud de la Infancia y la Adolescencia (GRSIA)

Así se denomina el acuerdo suscrito por investigadores, empresas, instituciones, sociedades científicas y organizaciones civiles, lideradas por la Asociación Española de Pediatría (AEP) y su Comité de Salud Medioambiental (CSMA).

En la Alianza figuran investigadores del Área de Epidemiología Ambiental y Cáncer del Centro Nacional
de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), del Centro Nacional de Educación
Medioambiental (CENEAM), de la Red Nacional de Unidades Clínicas de Salud Medioambiental
Pediátricas IMIB-Arrixaca, de Murcia, y del Hospital d’Olot, en Cataluña, del Environmental and Human
Health Laboratory (EH2 Lab) de Cataluña, SEO/Birdlife (Sociedad Española de Ornitología), la
Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (ANPIER), la FAPA Francisco Giner de los Ríos de Madrid, el Instituto Jane Goodall y el Instituto Español de Oceanografía. La formalización del
acuerdo se ha llevado a cabo coincidiendo con la celebración de la Conferencia de Naciones Unidas
sobre el Cambio Climático 2022 (COP 27).

Las evidencias científicas que sugieren beneficios del contacto con la naturaleza (CN) son cada vez más numerosas y diversas. Sin embargo, actualmente, la mayoría de los jóvenes pasan cada vez más tiempo en espacios cerrados y con un creciente déficit de contacto con la naturaleza (DCN), entendido este como la falta de contacto con animales, plantas o inmersiones en entornos verdes y azules. En 2015, el 74% de la población de la Unión Europea y el 80% de la de América Latina vivía en ciudades, y el 20% y 21% en suburbios, con mayor pobreza y menor cantidad de espacios verdes.

GRSIA metas para conseguir sus objetivos – foto: aedp.es

Las prescripciones de naturaleza de la Alianza GRSIA estarán diseñadas para ayudar a los pediatras, los
profesionales de la salud y los profesionales de otros ámbitos a ‘recetar’ formalmente la conexión con
la naturaleza para que sus pacientes o personas sanas puedan aprovechar los beneficios de la
naturaleza en la mejora de su salud y bienestar. El prescriptor elegirá cuándo es apropiada una
prescripción, que se adaptará a las necesidades y capacidades de cada paciente o ciudadano como
parte de su tratamiento. La receta irá acompañada de material informativo adicional y un listado de
actividades locales en espacios verdes urbanos y espacios naturales más cercanos a la población
infantil con recomendaciones para garantizar, además, su neutralidad de carbono

fuente: aep.es