Ecologistas en acción analiza la calidad del aire

Ecologistas en acción analiza la calidad del aire

22/06/2021 0 Por NuestraReaccion

Mejora sin precedentes en la calidad del aire, pero mantenemos un elevado porcentaje de contaminación en el aire que respiramos.

 Durante 2020 la calidad del aire ha mejorado sustancialmente en España, el porcentaje de población y de territorio afectado por la contaminación ha bajado respecto a los estudios anteriores. Los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2), dióxido de azufre (SO2) y ozono troposférico, y más matizada de los de partículas en suspensión (PM10 y PM2,5), han sufrido una reducción en sus mínimos de los últimos años.

Según los valores máximos de contaminación recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que son los que sirven de referencia en el informe, un 88% de la población española respiró aire contaminado, suponiendo el 80% del territorio la superficie afectada.

Los factores principales en la mejora de la calidad del aire durante el 2020 han sido la reducción general de la movilidad, las fases de cese de actividad productiva y el cierre de la mayoría de las centrales térmicas de carbón, generados por la situación de pandemia declarada.

El tráfico rodado, principalmente de combustión, es el principal contaminante en las zonas urbanas. el tráfico aéreo y marítimo son el causante del elevado índice de contaminación en sus respectivos entornos de alcance.

Este estudio aporta cifras para la reflexión sobre el alcance de la contaminación del aire. La contaminación del aire debería abordarse como un problema de primer orden. Según (AEMA) cada año se registran hasta 30.000 muertes prematuras en el Estado español por afecciones derivadas de la contaminación del aire y según el Instituto de Salud Carlos III, 10.000 de ellas fallecen en episodios de alta contaminación.

Contaminación aire ciudad
Cielo ciudad – foto: Kaique Rocha

Dentro de «La calidad del aire en el Estado Español durante 2020» se recalca que Los Planes de Mejora de la Calidad del Aire son obligatorios según la legislación vigente. Y aún así, en muchos casos no existen, y en otros son inefectivos por falta de voluntad política. Una decena de Comunidades Autónomas siguen incumpliendo su obligación de elaborar planes de lucha contra el ozono en las zonas donde se exceden los objetivos legales.