Botes de cristal

Botes de cristal

22/03/2021 0 Por NuestraReaccion
Tarros de cristal
Alimentos guardados en tarros de cristal

Un gran porcentaje de plásticos que usamos diariamente en la cocina de nuestro hogar son los variados y coloridos envases de los alimentos. Nuestro consejo de hoy es referente a este sistema de conservar productos, vamos a proponer y recuperar los beneficios de usar tarros de cristal para guardar alimentos.

Al  usar envase de cristal, que es inocuo e higiénico, tenemos muchos beneficios como son:  se previene la formación de bacterias al ser un material no poroso,  son envases resistentes a altas temperaturas, son 100% reciclable y no intervienen en el sabor ni en las propiedades de los alimentos.

Para prolongar la vida de los alimentos podemos envasarlos al vacio siguiendo estos sencillos pasos:

Limpieza de los recipientes de cristal.

No llenar el bote hasta el borde facilitando así el cierre del recipiente y el posterior vacio.

Cerrar el recipiente con bastante seguridad y fuerza para evitar que se abra en los siguientes pasos.

Envolver el  bote en una toalla para evitar que el cristal se quiebre.

Llenar una olla o cazuela de agua suficiente para que el bote quede sumergido completamente.

Calentar la olla de agua con el bote dentro hasta cocer durante 20 minutos.

Comprobar que se ha realizado el vacio presionando la tapa del bote de cristal, si no se hunde  significa que se ha realizado todo correctamente.

Respecto al medio-ambiente y a pesar del largo periodo que el vidrio requiere para degradarse se ha estudiado la forma de hacer posible que se reutilice aplicando el grosor ideal.  Al ser resistentes a altas temperaturas son ideales para su esterilización.  Una acción que se está recuperando por parte de empresas es la de premiar a los usuarios de sus envases al retornar estos para su reciclaje.

Entre todos los productos que podemos almacenar en tarros podemos destacar los siguientes:

  • Legumbres secas
  • Cereales secos (arroz, cuscús, trigo, avena, cebada…)
  • Quinoa
  • Pasta seca
  • Té y otras hierbas para infusión
  • Hierbas aromáticas secas
  • Especias enteras o molidas
  • Sal y sazonadores
  • Frutos secos enteros y molidos
  • Semillas
  • Frutas secas (dátiles, orejones de albaricoque, uvas pasas…)
  • Frutas escarchadas
  • Decoraciones de repostería
  • Azúcar
  • Levadura y bicarbonato
  • Harinas y almidones
  • Cacao en polvo
  • Café y café soluble
  • Algas secas
  • Setas deshidratadas

Algunos ingredientes conviene tenerlos fuera del alcance de la luz, en un armario fresco y bien cerrado, para su mejor conservación. El café y las especias, por ejemplo, son más sensibles a perder cualidades si se exponen a la luz directa o fuentes de calor.